martes, 28 de febrero de 2017

Presentación | Reyes del cielo, de Francisco Miguel Espinosa


El pasado Sábado 25 fui a la presentación de Reyes del cielo en la Librería Gigamesh de la cual salí todavía con más ganas de leer esta nueva historia que ha llegado a mis estanterías. Esto paso por varios motivos.


Para empezar, ya sentía un feeling especial con la portada desde la primera vez que la vi; tan azul y con esos cohetes de colores surcando los cielos. Realmente maravillosa. Después, vino recomendada por Javier Ruescas que comentó lo fantástica que era la historia y la portada en uno de sus videos o en Instagram stories –no lo recuerdo muy bien–; y una se fía de él desde que le descubrió hace varios atrás Amanecer rojo. Así que, cuando vi que el autor iba a pasar por Barcelona no encontré ninguna escusa plausible para no hacerme con él de inmediato. Además, me da la sensación de que estoy descubriendo algo que no se conoce.
Otro de los motivos por los que me llama la atención esta historia es precisamente por ser un libro de ciencia-ficción. Me considero una chica que leer de todo y bastante variado, pero es verdad que mi bagaje con este género es prácticamente nulo, aunque lo poco que he leído me ha gustado mucho.

Estamos delante de una historia de ciencia-ficción y de aventuras y por lo que se comentó en la presentación de superación y de luchar por conseguir algo mejor. El protagonista de llama Oz y va a participar en una cursa espacial para conseguir el título de Rey de los cielos. Que vendría a ser lo mismo que convertirse en lo más de lo más.
La verdad es que promete muchas aventuras, muchas pruebas a superar y todo un universo por descubrir; y yo quiero descubrirlo de la mano de Oz. Además, probablemente –y eso ya es hipótesis– el personaje va a crecer y madurar a lo largo de toda la historia. El propio autor dijo que era un libro positivo y bonito, así que yo creo que va a terminar bien indistintamente de que Oz gané o no la gran carrera galáctica.

Para terminar, no perdáis de vista a Francisco Miguel Espinosa porque pronto va a sacar una nueva historia de romántica contemporánea juvenil, pero lo más inquietante de este detalle es que antes de pasarse al panorama juvenil escribía novelas de terror, de sangre y asesinatos. Personalmente me quedé muy sorprendida e intrigada al mismo tiempo y todavía siento más curiosidad por leerlo.


¿Conocíais la historia?
Un beso.


Entradas relacionadas:

viernes, 24 de febrero de 2017

Wrap up | noviembre y diciembre 2016


Muy a mi pesar últimamente no dispongo de mucho tiempo libre para dedicarle al blog y el poco que tengo no me apetece demasiado ponerme a escribir, pero si que soy muy activa en Instragram. Me encanta Instragram y allí podéis encontrarme a todas horas comentando mus lecturas, mis eternos pendientes y un poquitín de mi actividad diaria. Os ánimo a que le deis un vistazo.


Después de esta breve introducción: hoy vamos a hablar de aquellos libros que leí a finales de año. Sé que es algo tarde para ello, pero mejor tarde que nunca; o por lo menos eso dicen. Entre los dos meses leí un total de 9 títulos, así que voy a intentar no alargarme mucho.

El libro de los Baltimore, de Joël Dicker
Me gusto. Me gusto mucho, pero creo que no lo leí en el mejor momento. Con él no sentí esa conexión tan especial que sentí con la historia de Harry Quebert; aunque estoy segura de que fue más cosa mía que de la historia en sí, ya que, vista en perspectiva tiene todos los ingredientes para conquistarme. Odio muchísimo no terminar de disfrutar un libro por no cogerlo en el momento adecuado.

La espada del tiempo, de Rick Riordan
Adentrarse en la mitología nórdica de la mano de Rick Riordan es genial. Me encantó el inicio de la historia de Magnus Chase, ese estilo tan característico del autor que acompaña a los personajes y las referencias y guiños a Percy Jackson. Estoy deseando que sigan publicando sus libros porque no creo que me canse nunca de leer sus historias.

L'habitació del nen, de Josep Mª Benet i Jornet
Una obra de teatro de unas 100/150 páginas brillantes. El autor crea una tensión entre los personajes que traspasa el papel y llega al lector. Además, está el final. Sé trata de un final totalmente ambiguo y que no queda nada claro. Lo más interesante es que este detalle está hecho a propósito y es el propio espectador quien tiene la opción de elegir que final cree que es el real, ya que, Bernet i Jornet juega con dos perspectivas de una misma situación. Aviso de que se trata de una situación muy dramática. Tengo pendiente escribir una reseña sobre esta obra, porque quiero hablaros más detalladamente sobre él.

Mil cretins, de Quim Monzó
Un libro de relatos que no terminó de gustarme. He leído un par de libros suyo y no es un autor que me guste. Aunque es verdad que disfrute de un par de los relatos que incluye este libro. Sobre todo, tiene una versión de la historia de La bella durmiente de lo más macabra y de hecho bastante fiel a la original.
Sígueme la corriente, de Megan Maxwell
Mi primer contacto con Megan Maxwell fue con Sígueme la corriente que prácticamente leí de una sentada; me atrapó tanto la historia de Ruth y Toni que no podía soltar el libro. Aunque, todo hay que decirlo, tengo sentimientos encontrados con ella. Por un lado, me atrapo por completo y necesitaba leer y leer y no parar de leer; pero por el otro lado, no veo demasiado sanos algunos comportamientos y determinadas formas de actuar de los dos protagonistas. Además, de que hay un drama innecesario que se va arrastrando desde el comienzo de la novela que para mí sobraba totalmente.

Cròniques de la veritat oculta, de Pere Calders
Otro libro de relatos al estilo del de Quim Monzó; aunque Calders es anterior y de hecho Monzó bebe del estilo de sus cuentos. En este libro de relatos, Pere Calders juega con la realidad introduciendo elementos fantásticos, o más bien irreales, en ella y así llegar a describir una realidad alternativa. Relaciona los elementos reales con los irreales de forma que incluso los propios personajes llegan a creer como realidad la irrealidad.

Conte d'hivern, de Ferran Ramon-Cortés
Precioso cuento ambientado en la Navidad que tenéis que leer todos sin falta. El regalo que le hace Papa Noel a Thomas podemos disfrutarlo todo y esto es lo que lo hace tan espacial.

Deuda de espíritu, de Richelle Mead
Sexto libro de Vampire academy y el penúltimo de la serie. En él podemos ver como todas las tramas empiezan a unirse y como se gesta el que probablemente sea el conflicto final. Todo esto sin dejar de lado las locuras de Rose y sus amigos. Además, me encanta porque ellos no son los mismos que nos presentó la autora al empezar la saga, sino que han ido cambiando y evolucionando hasta llegar a madurar a lo largo de estos seis tomo.

La nit màgica, de Mario Catelli
Otra historia mágica con un gran trasfondo que además te hará preguntarte si realmente estás siendo fiel a ti mismo. Estoy segura de que la historia de Emma no va a dejarte indiferente.


En general, todas muy buenas lecturas. Me quedo especialmente con Magnus Chase, L’habitació del nen –que no tengo ni idea de si está traducido al español– y Cuento de invierno. Estoy segura de que estas tres historias no os dejarán indiferentes.
Hasta aquí mis últimas lecturas del año. ¿Habéis leído alguno?

Un beso.


Tal vez te interese:

martes, 14 de febrero de 2017

Especial San Valentín | Novios literarios


Aprovechando que hoy es el día comercial del amor por excelencia vamos a hablar de aquellos personajes especiales que nos quitan el sueño. De hecho, pensaba que sería una lista muchísimo más larga, pero siendo realista creo que solo me he obsesionado fuertemente con estos tres.


Jack, de Memorias de Idhún
En plena adolescencia fue mi primer amor literario; y el primer amor no se olvida. Me encantaba y me sigue encantando Jack. Además, en Memorias de Idhún también leí mi primer triangulo amoroso –un día tenemos que hablar de este triangulo amoroso con calma– y yo no podía entender que le veía Victoria a Kirtash; tan frío y recto.
Jack es rubio, moreno, con los ojos verdes y tan cálido de carácter que me fue imposible no quedar rendida a sus pies. Es el chico perfecto que le puedes presentar a tus padres sin ningún problema; aunque es de sangre caliente y tiene sus prontos. Además, todos sabemos que es Jack. No quiero decirlo por no hacer spoiler, pero en serio: mi obsesión.
Hace un par de años volví a releer La resistencia y me volví a enamorar de él.

Darrow au Andrómeda, de Amanecer rojo
Mi gran obsesión actualmente. Me encanta Darrow. Su moral y sus valores, por todo aquello por lo que lucha, todo aquello que hace y porque lo hace. Su forma de ser con sus amigos y de tratar a los demás en general. Como habla, como se expresa. Y puede que también influya la historia y el autor. Pero se genera un feeling tan interesante que es imposible no quedar fascinada por él. Lo más interesante de él es que no tiene una trama de romance, aunque hay cosillas, así que no te enamoras de la pareja que hace, sino de él mismo. De hecho, Darrow es pura actitud y me encanta. Además, también tiene sus cosas, no es para nada perfecto. Todos estos detalles lo hacen irresistible.

Arthmael de Silfos, de Sueños de piedra
Ay Arthmael... El de los mil nombres. Me reí tanto con él que lo llegué a odiar y a amarlo a la par que Lynne. Me enamoré de él junto con ella. Además, hacen una pareja tan especial. Arthmael me gusta por el hombre al que se convierte, por toda esa evolución y porque en realidad no deja de ser él mismo, simplemente madura y se enfrenta a la vida desde otra perspectiva. Además, se le ve tan bueno y entregado con ella que es imposible no quererlo. Y si, desprende una sex-appel y tiene una actitud que lo hacen muy atrayente y él lo sabe. Aunque, lo que más me gusta, sin duda, es su actitud.


Esta lista podría hacer sido mucho más larga; ya que, también me encanta Peeta, Adrían, Étienne, Darcy, Mike y Noah, pero creo que estos tres están en mi top. Y me diréis: ¿y Percy Jackson? Percy Jackson sería mi mejor amigo.
Decidme, ¿Cuáles son vuestros amores literarios?

Un beso.


Historias con mucho amor

martes, 7 de febrero de 2017

R | Deuda de espíritu, de Richelle Mead

Vampire academy #5

La tensión se respira en el ambiente, varios conflictos por resolver y un final inesperado.
NOTA: 4/5
 

Nos encontramos ya en el quinto tomo de Vampire academy. La historia está a punto de llegar a su final y el ambiente que se respira empieza a ser de desenlace; o más bien de preparación para ese desenlace. Pero vamos a centrarnos en Deuda de espíritu.
Me ha sorprendido la organización de este libro, porque yo pensaba que la trama sería una y no ha sido el caso. De hecho, podemos dividir la historia en dos partes: la primera, y la que yo pensaba que iba a desarrollarse durante todo el libro; y la segunda, como preparación para el conflicto del sexto y último libro.
 
La historia empieza con la graduación de nuestros protagonistas. Vamos a poder ver las inseguridades de dejar atrás una etapa y la incertidumbre y la ilusión de un nuevo comienzo. Además, también dejamos atrás la academia St. Vladimir y nos trasladamos a la corte Moroi, donde Rose y sus amigos van a tramar un plan para su nueva súper secreta misión. No puedo hablaros de esta misión, obviamente, pero es algo descabellada incluso viniendo de Rose.
A causa de esta misión, la acción empieza relativamente pronto y este es un detalle que me gusta, ya que, Richelle Mead acostumbra a dejarla para el final de la trama. Durante toda la lectura se puede respira la tensión y el conflicto en el ambiente y esto hace que no puedas parar de leer, que quieras saber que va a pasar a continuación; que les va a pasar a los protagonistas y si van a lograr su objetivo.

También cobran algo más de protagonismo algunos personajes que hasta el momento solo habíamos visto de pasada y reaparecen otros que habían desaparecido de la trama. Por ejemplo: Eddie, Mia, Cristian, Víctor; sobre todo este último va a tener un papel clave en desarrollo de la trama.

Es inevitable que hable del triangulo amoroso o lo que supuestamente es un triangulo amoroso, porque personalmente no lo veo así; sino más bien que Rose se aprovecha bastante de Adrián mientras Dimitri pasa de ella. Ella está obsesionada con el primer amor y la entiendo, pero si no tiene intensión de sacarlo de la ecuación que no se meta en otra relación, porque Adrían puede ser muchas cosas, pero es buena persona y le he cogido un cariño increíble.

Para ir terminando, en este quinto volumen el conflicto político que empezaba a verse en el tercer libro ahora sale a la luz y cobra muchísimo protagonismo en la trama general y de hecho todo lo que ha pasado hasta el momento se relaciona con este conflicto. La trama general que engloba toda la serie cobra otro sentido y podemos ver como todas las pequeñas piezas de los diferentes libros se unen para desencadenar un hecho mucho más ambicioso que las idas y venidas de un grupo de adolescentes. Me ha gustado mucho esta nueva dimensión que ha cogido la trama. 

 
Deuda de espíritu ha sido una historia que me ha sorprendido en muchos aspectos, que ha mejorado un poquito respecto el cuarto libro y que además prepara el terreno para su sexto y última parte de forma bastante inteligente. No obstante, no tengo muy claro que voy a encontrarme en él, ni tampoco cuando lo voy a leer, ya que, no está traducido al español y mi inglés hay que mejorarlo para entenderlo bien.

¿Algún fan de Vampire academy por aquí?
Un beso.


Entradas relacionadas:

viernes, 3 de febrero de 2017

Friday Reads + TBR febrero 2017


Estamos a primer viernes de mes y como tal toca hacer la nueva lista de lecturas para estas próximas semanas. No estaba muy segura de escribir esta entrada, ya que, enero fue horrible en cuando a seguir la lista establecida; y es que ahora no tengo casi nada de tiempo libre para dedicarme a leer por placer y muchas de las lecturas que he estado haciendo y que voy a hacer son en relación con las diferentes materias de la universidad. No obstante, he decidido adaptarme a los nuevos tiempos y no dejar de fijarme unos objetivos relativos para febrero.


Primero de todo voy a seguir con Festín de cuervos. Realmente me queda muy poco de este cuarto tomo de George R. R. Martin y tengo ganas de terminarlo. La historia empezó muy bien, luego decayó y se me empezó a hacer algo de transición, pero ahora que ya voy llegando al final le veo el objetivo a este volumen y porque es necesario en la historia en conjunto.

Además, mi objetivo principal este mes es leerme Crimen y castigo, de Dostoyevski. Se trata de una lectura para clase, ya que, si fuera por placer no la hubiera programado en estas fechas. No obstante, tengo muchas ganas de leerlo y realmente espero disfrutarlo. Como he comentado varias veces en Instagram este trimestre estoy cursando una asignatura de literatura eslava en la universidad y por esto estoy leyendo varios textos de autores rusos en un lapso de tiempo muy reducido; gracias a ello estoy descubriendo la cultura y la literatura rusa ahora mismo; y por lo que llevo hasta el momento me gusta, me gusta bastante. Así que lo dicho: espero disfrutarlo; tengo muchas ganas de sumergirme en el universo de Crimen y castigo.


Realmente creo que febrero no me va a dar para más. Es verdad que me queda poquísimo para terminarme Festín de cuervos, pero Crimen y castigo es otra lectura larga que voy a intentar combinar con algo más ligero –aunque no prometo nada–. Tampoco hay que olvidar que en unos días sale Mañana azul; y todavía no tengo claro si voy a releer los dos tomos anteriores o paso del tema y voy directa a esta última parte de la historia.

¿Qué lecturas tenéis pensadas para este nuevo mes?
Un beso.


Entradas relacionadas: