martes, 7 de marzo de 2017

R | El libro de los Baltimore, de Joël Dicker


Maduración, misterio y un amor –no romántico– fin límites.
NOTA: 4/5


Recuerdo la emoción de saber que Joël Dicker había sacado un nuevo libro –además estaba en Barcelona de gira– y las ganas con que empece a leerlo, pero también recuerdo que me costo mucho adentrarme en la trama. Es difícil no comparar la historia de Harry Quebert con la de los Baltimore, ya que, Marcus Goldman hace de nexo entre las dos historias; pero es un error. Sabía que iba a ser una lectura diferente en muchos aspectos, pero me costó hacerme a la idea.

El libro de los Baltimore es una historia mucho más personal. Más de personajes. En este caso Marcus nos habla de su familia; del pasado de su familia. Nos cuenta como fue su infancia, como siendo un Goldman de Montclair quería ser un Goldman de Baltimore. Nos habla de sus primos: Hillel y Woody –quienes tiene una relación tan especial y tan tormentosa a veces que me quede fascinada con ellos y el significado que le dan a la palabra fraternidad–; de Alexandra. Nos habla también del drama sin decirlos que paso, nos explica las consecuencias de ese suceso sin desvelarnos nada hasta el final de la historia.
Marcus quiere contar la historia de los Goldman de Baltimore, aunque en realidad nos está contando su propia historia a través de ellos. Podríamos decir que está deslumbrado, fascinado por ellos, por su forma de ser y su estilo de vida. De hecho, pasa tanto tiempo como puede con ellos. Desearía que fueran su familia.
Marcus, lo que hace al contarnos la historia de los Baltimore es madurar sin darse cuenta; y a pesar de que ya no es tan joven. Su entorno le hace comprender que no puede quedarse en el pasado y que tiene que dejar de rememorar esa época como si fueran los mejores años de su vida, ya que, realmente cree que fueron los mejores años de su vida. Porque su vida es ahora, porque es un escritor de éxito y hay una chica que está loca por él.

Joël Dicker intercala las diferentes historias del pasado con la historia del presente; y poco a poco vamos viendo como todo encaja. Como la tensión que se va gestando capítulo tras capítulo explota. Como todo ese mundo que ha llegado a la cima se precipita en una espectacular caída.

Confieso que fue un libro que me costó de leer. Me costó mucho entrar en la trama a pasar de haber un misterio al que se hace referencia continuamente y que no se resuelve hasta el final. No obstante, creo que fue más por mí y por el momento en que lo leí que no por la historia, ya que, Dicker me conquistó por completo con Harry Quebert y su forma de escribir es maravillosa, lo hace tan fácil. Además, su prosa me encanta y hay suspense en la trama, quieres saber que es lo que pasó, sobre todo hacia el final de la historia, pero no estaba metida en la trama. De hecho, no conseguí conectar con la historia hasta casi el final; y es una pena, porque es una historia increíble, más psicológica que la anterior y donde el autor se desmarca del fenómeno Harry Quebert y nos ofrece una historia totalmente diferente, pero conservando esos puntos de misterio y giros en la trama que conquistaron a los lectores en su anterior novela. Quiero volver a leerlo más adelante y esa vez sí espero disfrutarlo como se merece.


El libro de los Baltimore es una historia de personajes, de mucho amor y de muchos tipos, de fascinación, de éxito, pero sobre todo de fracaso y de volverse a levantar. Que os recomiendo mucho aunque yo no lo haya disfrutado al 100%. Os va a gustar si os gustas las historias de misterio, las historias de familias y de dramas familias. Y también hay un pequeño romance que le da frescura, que no sobra y que además, es importante en el desarrollo de la trama.
"Los dramas son inevitables. En el fondo no tienen tanta importancia."

¿Lo habéis leído?
Un beso.


Tal vez te interese:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada