martes, 7 de febrero de 2017

R | Deuda de espíritu, de Richelle Mead

Vampire academy #5

La tensión se respira en el ambiente, varios conflictos por resolver y un final inesperado.
NOTA: 4/5
 

Nos encontramos ya en el quinto tomo de Vampire academy. La historia está a punto de llegar a su final y el ambiente que se respira empieza a ser de desenlace; o más bien de preparación para ese desenlace. Pero vamos a centrarnos en Deuda de espíritu.
Me ha sorprendido la organización de este libro, porque yo pensaba que la trama sería una y no ha sido el caso. De hecho, podemos dividir la historia en dos partes: la primera, y la que yo pensaba que iba a desarrollarse durante todo el libro; y la segunda, como preparación para el conflicto del sexto y último libro.
 
La historia empieza con la graduación de nuestros protagonistas. Vamos a poder ver las inseguridades de dejar atrás una etapa y la incertidumbre y la ilusión de un nuevo comienzo. Además, también dejamos atrás la academia St. Vladimir y nos trasladamos a la corte Moroi, donde Rose y sus amigos van a tramar un plan para su nueva súper secreta misión. No puedo hablaros de esta misión, obviamente, pero es algo descabellada incluso viniendo de Rose.
A causa de esta misión, la acción empieza relativamente pronto y este es un detalle que me gusta, ya que, Richelle Mead acostumbra a dejarla para el final de la trama. Durante toda la lectura se puede respira la tensión y el conflicto en el ambiente y esto hace que no puedas parar de leer, que quieras saber que va a pasar a continuación; que les va a pasar a los protagonistas y si van a lograr su objetivo.

También cobran algo más de protagonismo algunos personajes que hasta el momento solo habíamos visto de pasada y reaparecen otros que habían desaparecido de la trama. Por ejemplo: Eddie, Mia, Cristian, Víctor; sobre todo este último va a tener un papel clave en desarrollo de la trama.

Es inevitable que hable del triangulo amoroso o lo que supuestamente es un triangulo amoroso, porque personalmente no lo veo así; sino más bien que Rose se aprovecha bastante de Adrián mientras Dimitri pasa de ella. Ella está obsesionada con el primer amor y la entiendo, pero si no tiene intensión de sacarlo de la ecuación que no se meta en otra relación, porque Adrían puede ser muchas cosas, pero es buena persona y le he cogido un cariño increíble.

Para ir terminando, en este quinto volumen el conflicto político que empezaba a verse en el tercer libro ahora sale a la luz y cobra muchísimo protagonismo en la trama general y de hecho todo lo que ha pasado hasta el momento se relaciona con este conflicto. La trama general que engloba toda la serie cobra otro sentido y podemos ver como todas las pequeñas piezas de los diferentes libros se unen para desencadenar un hecho mucho más ambicioso que las idas y venidas de un grupo de adolescentes. Me ha gustado mucho esta nueva dimensión que ha cogido la trama. 

 
Deuda de espíritu ha sido una historia que me ha sorprendido en muchos aspectos, que ha mejorado un poquito respecto el cuarto libro y que además prepara el terreno para su sexto y última parte de forma bastante inteligente. No obstante, no tengo muy claro que voy a encontrarme en él, ni tampoco cuando lo voy a leer, ya que, no está traducido al español y mi inglés hay que mejorarlo para entenderlo bien.

¿Algún fan de Vampire academy por aquí?
Un beso.


Entradas relacionadas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada