martes, 4 de octubre de 2016

R | Promesa de sangre, de Richelle Mead

Vampire academy #4

Parece increíble, pero ya estamos a octubre; y para empezar bien el mes que mejor que una reseña. En esta ocasión os hablaré de Promesa de sangre, el cuarto libro de la serie Vampire academy, de Richelle Mead. Historia de la que esperaba más y que me ha dejado un sabor agridulce.


El cuarto tomo de Vampire academy empieza con un prólogo que nos sirve para situarnos en la historia: nos dice de donde venimos, donde estamos y hacia donde vamos. Los prólogos de toda la serie me parecen un punto a favor, ya que, yo me los estoy leyendo seguidos, pero por lo general de un libro al otro suelen pasar meses; incluso un año entero. Así que esta muy bien refrescar un poco el contexto para volver a entrar en la historia.
Hablando de la historia. En este nuevo libro Rose tiene una misión muy concreta y para poder cumplirla empieza un viaje en solitario lleno de peligros. Hasta este punto me parece muy atrayente la historia: vemos otros escenarios, Rose conoce nuevos personajes que le dan una perspectiva diferente y además, deja atrás toda una serie de problemas que más tarde le explotarán en la cara.
Me ha gustado ver un nuevo escenario fuera de la Academia San Vladimir. Ahora nos encontramos en un ambiente mucho más amplio que ofrece nuevas posibilidades. Además, dejamos atrás la seguridad de San Vladimir y todos los antiguos compañeros para viajar solos. A lo largo del camino Rose se encuentra con varios personajes que de alguna forma la ayudan en su misión. Todos muy peculiares y que no siempre entran en la vida de nuestra protagonista con buen pie, pero no hay que olvidar que Rose no es una chica fácil. De todos ellos me quedo sin duda con Sydned y Zmey. Espero seguir viéndolos en los siguientes tomos.
De todas formas, aunque Rose emprende un viaje sola y el centro de la acción es ella no podemos olvidarnos de los compañeros de la academia. A través de la conexión de Rose y Lisa podemos ver que es de ellos y como siguen sus vidas; incluso tienen una pequeña trama que se va desarrollando paralelamente a la de Rose. Trama que me ha parecido bastante interesante y que hacia el final vemos que está entrelazada con algunos aspectos de la misión de Rose.
Volviendo con Rose, su trama es sencilla a simple vista, no tiene más complicaciones que las de su misión en sí, pero se complica a niveles épicos. En Bendecida por la sombra comenté su asombrosa evolución psicológica y en este quinto libro esta se estanca; incluso vuelve hacia atrás. Entiendo este cambio, está justificado en la trama, pero yo me imaginaba una Rose mucho más fuerte; no tan fácil de derrumbar. Hay varios detonantes que dan este cambio en su forma de actuar. No obstante, la forma de afrontarlos en un primer momento me ha parecido bastante poco propia de ella. Aunque no hay que olvidar que una vez en el pozo más hondo la recuperación es más grande y Rose consigue sobreponerse y seguir adelante de forma más o menos digna. Tampoco estoy segura de lo que hubiera hecho yo en su situación, por eso digo que es un aspecto que me ha parecido agridulce.
Como siempre tengo que comentar el final. Ahora mismo hace demasiado que leí Promesa de sangre para comentarlo en condiciones, pero recuerdo que me quedé bastante en shock. Por un lado, era previsible parte de este; y por el otro lado, da margen al siguiente libro para una futura trama. Hay que reconocer también que Richelle Mead es de escribir finales con giros y bastante épicos con mucha acción y situaciones al límite.
Para terminar, la forma de escribir de la autora es muy ágil y fácil de leer. Además, el carácter de Rose hace mucho más dinámica la narración. Sin duda, ella es el punto fuerte de la serie. A pesar de todo lo dijo anteriormente tengo ganas de seguir con la serie y ver como sigue la historia y probablemente Deuda de espíritu sea mi próxima lectura.

Promesa de sangre fue una lectura diferente a lo que esperaba, pero consiguió convencerme. Rose pasa por una serie de problemas que la enfrentan con aquello que siempre ha admirado y hasta el final de la historia el lector no sabe si va a ser capaz de superarse a mi misma o va ha dejarse vender por el camino.
NOTA: .3,5/5
"Podemos retirarnos una y otra vez hasta dejar que nos arrinconen para siempre", había dicho en una ocasión. O podemos plantar cara al enemigo en el momento y lugar que nosotros elijamos. Nosotros, no ello."


¿Lo habéis leído? ¿Qué opináis del cambio de Rose?
Un beso.


Entradas relacionadas: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada