viernes, 19 de febrero de 2016

“A veces las cosas más insignificante pueden volverse muy grandes.”

Percy Jackson y los dioses del Olimpo, de Rick Riordan


Para cerrar bien la primera saga de Rick Riordan que mejor que con algunas de las citas más bonitas y divertidas que puede encontrar en sus cinco primeros libros. En ellas vais a poder ver la ironía de Percy y algunas de las ocurrencias de sus amigos y de algún dios, ya sea bueno o malo.

"Creo que lo sabes, Percy. Te pareces lo bastante a mí para entenderlo. Si mi vida tiene que significar algo, debo vivirla por mí misma. No puedo dejar que un dios o mi hijo se ocupen de mí... Tengo que encontrar yo sola el sentido de mi existencia. Tu misión me lo ha recordado."

“El hecho de que lo hubiesen despedazado en un millón de trozos y arrojado a las profundidades más oscuras del inframundo tendría que haberle indicado sutilmente que nadie quería ni verle. Pero no.”

“ – ¡Sí! –gimió Grover–. ¡Cree que soy una cíclope y quiere casarse conmigo!”

“ – Hummm... me gusta Hércules.
– ¿Por qué?
– Bueno... porque tenía una suerte fatal, incluso peor que la mía; lo cual hace que me sienta mejor.”

¿Nunca has sentido eso, que el mundo tal vez sea un verdadero desastre? ¿Y no te has preguntado qué pasaría si pudiésemos rehacerlo partiendo de cero? Sin guerras, sin pobres, sin libros obligatorios para leer en verano.

¡Nadie iba a aplastar a mis amigos de aquella manera! Quiero decir... nadie, nadie, no Nadie. Bueno, ya me entendéis.”

“Yo no sabía exactamente cuándo se habían inventado los coches, pero me figuraba que en tiempos prehistóricos, cuando la gente miraba la televisión en blanco y negro y cazaba dinosaurios.”

“Intenté explicarle que si entraba en la tienda con un pegaso, le daría un ataque al guardia de seguridad. Pero él no acababa de comprenderlo.”

“Toda la bahía de San Francisco se desplegaba ante nosotros: el Golden Gate, la isla de Alcatraz y, más allá, hacia el norte, las colinas verdes cubiertas de niebla. Un momento ideal para una foto. Salvo por el pequeño detalle de que íbamos a morir y estaba a punto de llegar el fin del mundo.”

“–Conseguir algo y saber utilizarlo son cosas distintas. Estoy segura de que tu madre, Atenea, coincidiría conmigo.”

“–Ah, los héroes –dijo–. Siempre haciendo promesas temerarias. ¡Qué refrescante!”

“–En resumen –dijo mi madre, cuando terminé de contarle la historia–, has destrozado la isla de Alcatraz, has hecho saltar por los aires el monte Saint Helena y provocado el desplazamiento de medio millón de personas, pero por lo menos estás sano y salvo.”

“–Que me aspen si lo sé. Pero recuerda, muchacho, que una buena acción puede ser a veces igual de poderosa que una espada. Como mortal, nunca fui un guerrero, un atleta o un poeta muy destacado. Me dedicaba sólo a hacer vino. Los de mi pueblo se reían de mí. Decían que nunca llegaría a nada. Mirame ahora. A veces las cosas más insignificante pueden volverse muy grandes.”

“–No todos los poderes son espectaculares. –Hestia me miró–. A veces el poder más difícil de dominar es la capacidad de ceder. ¿Me crees?


Percy Jackson y los dioses del Olimpo es una serie que recomiendo muchísimo. Lo he dicho mil veces, Rick Riordan tiene una manera fantástica de contarte las historias, realmente no puedes soltar el libro hasta el final. No dudéis en leerlo, ya sea Percy Jackson o cualquiera de las diferentes sagas que tiene.


Un beso.

PD: Podéis ir a todas las reseñas pinchando en sus títulos.


Más sobre Percy Jackson:
Saga completa: Percy Jackson y dioses del Olimpo

2 comentarios:

  1. Como ya sabes tengo pendiente leer esta saga y a este autor. El finde pasado dieron la primer película en la tele, y luego daban la segunda ¿puede ser?
    Qué buenas las frases, espero poder leer la saga pronto.

    ¡Un fuerte saludo, Gemma!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me dirás cuando empieces con ellos! Son geniales. Lo que has visto en las citas es menos de un 5% de lo que te vas a encontrar. Es tan fresco, divertido y genial.

      Un besito!

      Eliminar