viernes, 27 de febrero de 2015

R | La historia de Julian, de R. J. Palacio

(WONDER #2)


En este cuento de poco más de 150 páginas encontramos la misma historia que en La lección de August pero, narrado desde el punto de vista de Julian. Julian es ese chico que parece no gustarle Auggie y que le hace la vida imposible. Con este relato descubrimos el porque de sus acciones y vemos porque es malo con Auggie. Vemos también como cambia su vida desde la llegada de August en el colegio.


Julian no es el niño que todo el mundo piensa que es. Podríamos decir que es un niño con algunos traumas y un poco de ansiedad. Tampoco ayuda el hecho de que sus padre se lo consientan todo, lo sobreprotegen demasiado y claro él se cree que puede hacer y decir todo lo que le pase por la cabeza sin afrontar las consecuencias.

La historia de Julian se divide en dos partes: en la primera parte, Julian cuenta el año que pasa en el colegio y lo que supone la llegada de Auggie para él; en la segunda parte, hay un cambio. Esta segunda parte no aparece en La lección de August. En ella Julian cuenta las vacaciones que pasa con su grandmère en París.

Grandmère es un personaje al que se quiere en seguida. Su historia es muy conmovedora y de alguna manera se puede ligar su relato con las vivencias actuales de su nieto. Grandmère consigue llegar hasta Julian y hacerle reflexionar. Incluso consigue sacar la cara más tierna de sus padre.



La lección de August fue uno de mis libros favoritos del 2014 así que cuando vi La historia de Julian en la librería no me pude resistir. R. J. Palacio escribe de una forma muy tierna y directa, supongo que eso se debe a sus jóvenes personajes que le permiten hablar sin filtros. De todas formas, La historia de Julian no me ha emocionado tanto como esperaba y si que es cierto que la segunda parte me dejó bastante satisfecha, en general no he visto todas esa frases con moraleja que si encontré en el primer libro y tanto me gustaron.

Julian suelta varias perlitas que te hacen pensar que ser un poco egoísta tampoco es tan malo. Al fin y al cabo, es verdad que si nosotros no miramos por nuestro bien los demás no lo harán.





La historia de Julian complementa muy bien La lección de August y te da otra perspectiva de los hechos. Siempre es un placer leer a R. J. Palacio.

viernes, 20 de febrero de 2015

R | Jane Eyre, de Charlotte Brontë


Compré este libro a principios del año pasada pensando que me iba ha encontrar algo parecido a Orgullo y prejuicio de Jane Austen pero no fue así. Al ser un libro de más de 600 páginas hasta el verano no tuve ocasión de cogerlo.

La verdad, es que no conocía la historia. Los únicos detalles que sabía eran que contaba la vida de Jane Eyre, una institutriz que empieza a trabajar en casa del señor Rochester y que los dos protagonistas terminaban enamorándose. Ya podéis imaginar mi sorpresa al abrir el libro y encontrarme una niña de unos diez años.
En los primeros capítulos, encontramos a Jane viviendo en casa de su tía. Al poco tiempo es enviada a la escuela (orfanato) Lowood por mala conducta, donde es educada como una señorita de buenos modales. Al terminar los estudios todavía pasa un par de años más en la escuela como profesora, al mismo tiempo que busca trabajo como institutriz en una buena casa. De esta forma, Jane termina en Thornfield Hall como la maestra de Adèle, una niña a cargo del señor Rochester. El señor Rochester y ella empiezan una extraña relación tipo “el ratón y el gato”. Hasta llegar más o menos a la mitad del libro donde un descubrimiento cambia las cosas. La historia da un giró de 360º grados y cambia completamente. Una vez llegamos a este punto hay un par de sucesos predecibles aun que no sabes como se van a desarrollar.
Lo mejor del libro sin duda son los diálogos entre Jane y el señor Rochester, son dos personajes que te llegan y te conquistan. Tienen una personalidad y un carácter muy marcados. Es verdad, que en algunos capítulos lo he encontrado un poco pesado y no han terminado de engancharme, sobretodo hacía el final del libro. De todas formas, me ha gustado la historia, no es lo que esperaba y me ha sorprendido, lo recomiendo. Jane Eyre ha envejecido bien y es una lectura muy amena.

viernes, 13 de febrero de 2015

R | Juego de tronos, de George R. R. Martin

 (CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO #1)

Miedo es lo que sentía antes de coger este libro. Hace varios muchos años que lo tengo pero, por cosas de la vida me daba un miedo terrible empezarlo. Sus casi 800 páginas de épica fantástica se me resistían. Creo que es una historia que tienes que coger con ganas y ánimos, es muy larga.

La historia está contada desde varios puntos de vista. Cada capítulo lo protagoniza un personaje diferente, así al terminar el libro tienes una visión general de lo que está pasado. Este detalle me parece muy acertado dadas las circunstancias. La acción se reparte por todo el territorio y es como tener ojos por todos lados. Y si, no nos vamos a engañar te corta la acción y hasta varios capítulos después no vuelve a retomar ese hilo, te da tiempo para meditar y asumir eso que acaba de pasar. Como quitarte una tirita muy muy rápido. Y después pasamos a otro tema.
Otro detalle que me ha gustado mucho es el echo de que no hay un protagonista central al que seguir. Juego de tronos tiene muchísimos personajes. Que decir de ellos... Suerte que hay tantos porque George R. R. Martin los mata a una velocidad asombrosa. Se nota muchísimo que son seres individuales y únicos. El punto fuerte del libro son ellos, los ves crecer, los ves evolucionar y también los ves morir. Es verdad que pensaba que la tasa de mortalidad sería muy superior pero... hay muertes que no quieres que pasen y que sabes que van ha pasar, las ves venir. En cambio otras suceden sin previo aviso, casi tienes que leer dos veces el mismo párrafo.
La ambientación, estos Siete Reinos, el Muro, más allá del Muro, el mar, las tierras más allá del mar, la organización de las estaciones, el tiempo que varía según el territorio. Todo este escenario es el telón de fondo de la historia pero, la tierra sobre la cual caminan también es un personaje es si mismo, muy importante además.
La trama central, de donde salen todos los hilos, reside en quien tiene el poder sobre el territorio. Es una obra de juego de tronos como muy bien dice el título y como repite varias veces el autor a lo largo de toda la historia. El juego de tronos, la intriga, el engaño, la manipulación son protagonistas indiscutibles. Realmente muchos personajes llegan a ser mezquinos, terriblemente malvados. Y justamente esta característica los hace geniales. Como lector odias prácticamente a todo el reparto. Obviamente también hay personajes buenos, inocentes, majetes pero, nadie es lo que parece ni quin hice ser.
El punto débil del libro es sin duda la acción en batalla. Crea mucha ambientación y prepara a los personajes para ese enfrentamiento pero, no llega la tensión. En el momento de desenvainar la espada y salir al galope pasa sin importancia. Martin no dedica muchas páginas a este tema, es mucho más importante la acción en la corte, lo que se cuece en los palacios es clave y ahí es donde encontramos la tensión y la emoción.
Para terminar, hablar del final, del último capítulo, de la última página. No hay palabras. Esa escena te deja con la boca abierta, literalmente. No puede ser más grotesca ni representar mejor la evolución en general de toda la historia y en particular de quin la protagoniza. Quién haya leído el libro sabrá de lo que estoy hablo, sabíamos que tenía que pasar pero... ¿de esa forma? Impresionante.

En resumen, Juego de tronos tiene un reparto de personajes espectacular, cada uno de ellos con sus matices y sus características que los hace diferentes y únicos entre si. George R. R. Martin es un maestro en lo referente al dominio de la tensión en las escenas que aparentemente no pasada nada. Y ese final, vale la pena leerse todo el libro solo por esa última página. Disfrutad al máximo de estos sentimientos encontrados que os producirán los personajes. Odiad y amadlos.
Si os gusta la épica fantástica sin duda tenéis que leer Juego de tronos. Obligatorio.

viernes, 6 de febrero de 2015

Top 5 | mejores lecturas del 2014


2014 fue un año de buenas lecturas, pero me gustaría destacar notablemente algunas de ellas. No he leído tantos libros como para hacer un top 10 objetivo, así que he elegido tres libros que merecen vuestra atención; y cuatro libros que no os podéis perder. 
 
1. La verdad sobre el caso Harry Quebert, de Joël Dicker
Fue uno de los primeros que leí el año pasado, me sorprendió muchísimo. Una vez empecé el libro ya no pude soltarlo hasta terminarlo. El argumento base consiste en resolver un asesinato. El misterio y la intriga se mezclan con una bonita historia de amor prohibido, también tiene un poco de humor y un par de escritores. Dicker localiza la acción en un pequeño pueblo costero lleno de personajes peculiares que no son lo que parecen. Tengo que destacar sin duda los giros de guión, realmente no sabes quin es el culpable hasta la última página. No deja de sorprenderte y de arruinarte todas las teorías respecto al asesino y sus motivos. No estoy muy metida con este tipo de género pero, me dejó con la boca abierta.

2. La lección de August, de R. J. Palacio
Con este libro tienes la definición perfecta de bonito, tierno y conmovedor... realmente fue un soplo de aire fresco. Los pequeños protagonistas tienen una forma muy especial de ver el mundo y con esta historia se ve perfectamente el contraste niño/adulto.

3. La resistencia (Memorias de Idhún #1), de Laura Gallego
Leí este libro hace muchísimo, prácticamente cuando salió. Este verano pasado fue el décimo aniversario de su publicación así que me animé e hice una relectura. Disfruté este libro igual, por no decir más, que la primera vez. Lo bueno de esta lectura fue que me volví a enamorar de los personajes, volví a descubrir Idhún casi como por primera vez. Hacía tanto de mi primera lectura que muchos elementos no los recordaba, tenía un esquema mental del libro, pero muchos aspectos me sorprendió porque realmente no recordaba todos los detalles. Me encantó volver ha encontrarme con Jack, fui team Jack en el pasado y sigo siéndolo. 

El niño con el pijama de rayas, de John Boyne
Con este libro me paso algo parecido que con La lección de August. Los niños protagonistas dan otro enfoque a la historia, su perspectiva es muy distinta a la de un adulto, muchas veces mucho más real y no tiene filtros, lo dicen tal cual. 
 
El temor de un hombre sabio, de Patrick Rothfuss
Sin duda fue mi gran lectura del verano, y por gran me refiero a su tamaño si. Sus 1200 páginas llevaban cogiendo polvo en mi estantería casi dos años, pero este verano me quité la pereza y lo empecé, ya que, realmente sabía que me iba ha gustar. Patrick Rothfuss escribe maravillosamente y sus libros se leen muy rápido. De todas formas, tengo que confesar que pasada la mitad del libro sufrí una pequeña crisis lectora, con lo cual pase 3 o 4 días sin tocar el libro. Fue una satisfacción enorme terminarlo y tengo ganas ya de que salga el último.

La ladrona de libros, de Markus Zusak
Su peculiar narradora y sus valientes personajes os acompañaran durante toda la historia hasta que al final de libro queréis darles un fuerte abrazo y no soltarlos jamás. 
 
Amanecer rojo, de Pierce Brown
Un gran descubrimiento. Esperaba muchísimo de él, y el principio me decepciono un poco, pero en seguida cogió ritmo y consiguió meterme de lleno en los campos del instituto. Todos los personajes se merecen una buena colleja, pero tengo bastantes ganas de saber como continua la historia. Me parece un muy buen inicio de serie. 


Hasta aquí mi Top 5 con un poco de trampas. Espero que les deis una oportunidad a estas historias si es que no lo habéis hecho ya y que disfrutarais mucho de vuestras lecturas.
Un beso.