viernes, 31 de julio de 2015

Ideal para verano #2 (para leer en la piscina o en la playa)


Aquí la segunda entrega de recomendaciones veraniegas. Esta vez con historias divertidas que te atrapar hasta el final. Algunas son más extensas que otras pero todas tienen ese aire ideal para que las metas en tu mochila de la piscina o de la playa.


Begoña Oro me conquistó por completo cuando leí Croquetas y Wasaps. Me pareció tan sencillo, tan bonito y grande a la vez. Me quedé pensando como pudo meter tantas cosas en ese librito tan pequeño. Lo lees y piensas: mira una historia bonita y sencilla pero no, esconde muchísimo más. Esta lleno de optimismo y de mucha locura.
También recomiendo Pomelo y limón. Se tratan de dos historias relacionadas que se pueden leer independientemente, aunque cronológicamente sucede primero este segundo. Pomelo y limón cuenta una historia de amor entre dos jóvenes que se ven atrapados por los trabajos de sus madres.

 
Para seguir con las historias juveniles os recomiendo también The duff. Puede parecer un libro bastante simple pero es fresco y divertido y en muchas ocasiones políticamente incorrecto. Si quieres desconectar un poco de lecturas densas y reírse un rato este es tu libro.
Últimamente no estoy demasiado puesta con las novelas de Federico Moccia pero, tengo muy buen recuerdo de Carolina se enamora. Si la memoria no me falla narra el primer amor de una chica. El primer amor siempre es el más intenso, muy vivido, de extremos: ahora te quiero, ahora te odio. Me pareció una historia muy bonita y realista al mismo tiempo. Además lo mezcla con los problemas en casa, donde sus padres no la entienden, y sus hermanos la sacan de quicio.


Para aquellas tardes en la piscina también recomiendo cualquiera de las historia de Nicholas Sparks. Son libros dramáticos en su mayoría con una historia de amor de por medio y normalmente ambientadas en verano. Hace varios años que por estas épocas siempre me acompaña una de sus novelas, me parecen muy entretenidas y con ese punto dramático de telenovela que normalmente no me gusta pero que en verano me encanta.

Y para terminar me gustaría recomendaros también La verdad sobre el caso Harry Quebert. Un asesinato, varios escritores de por medio, mucha literatura, algo de pintura, hojas en blanca, gaviotas y una preciosa historia de amor entre una jovencita y un hombre no tan joven. Totalmente adictiva, con unos giros de guión impresionantes que no dejarán que sueltes el libro. Yo no fui capaz de descubrir el culpable... ¿Tu puedes? 


¿Los habéis leído? ¿Qué me recomendáis vosotros
para llevarme a la piscina?


Un beso enorme y ¡felices vacaciones!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada