martes, 26 de mayo de 2015

Como enamorarte de Goethe en 5 minutos

(Las desventuras del joven Werther, de Johann W. Goethe)
 


La inmensa mayoría emplea casi todo su tiempo en trabajar para vivir, y la poca libertad que les queda les asusta tanto que hacen cuanto pueden por perderla. 

“Tomó la palabra el señor Schmidt, y me dijo: “Habéis dado el nombre de vicio al mal humor, y me parece que eso es exagerar”. “De ningún modo -repliqué-; ¿cómo he de calificar una cosa que daña a nuestro prójimo y a nosotros mismos? ¿No basta con que no podamos hacernos felices los unos a los otros? ¿Es también preciso que acibaremos el placer que cada uno puede procurarse aun a sí propio?”

“Guillermo, sin el amor, ¿qué sería el mundo para nuestro corazón?”

Amigo mío -exclamé-, el hombre siempre es hombre, y la chispa del entendimiento que tengan éste o el otro, sirve de poco, o, más bien, de nada, cuando al fermentar una pasión la naturaleza se arroja a los límites de sus fuerzas. 

Sin duda, esto es natural; a cada paso vemos que nos faltan muchas cosas, y precisamente lo que nos falta nos parece que otro lo posee; le atribuimos todo cuanto nosotros tenemos, y le encontramos, además, cierto atractivo ideal.

“Sí; yo no soy otra cosa que un viajero, un peregrino en el mundo. ¿Y tú? ¿Eres algo más?”

“Sabía que me amabas; lo sabía desde tus primeras miradas, aquellas miradas llenas de tu alma; lo sabía desde la primera vez que estrechaste mi mano. Y, sin embargo, cuando me separaba de ti o veía a Alberto a tu lado, me acometían febriles dudas.” 



No tengo nada más que decir.

Su forma caótica de escribir me cautivo desde el primer momento. Reconozco que tiene un estilo peculiar que odias o amas. Muy de extremos. Estoy deseando conseguir algo más de él, puede que pruebe con sus poemas.
Recientemente estoy descubriendo varios autores clásicos, sobre todo de la literatura alemana, y me están gustando bastante. 



Lee también:
RESEÑA | Werther, de Johann W. Goethe

4 comentarios:

  1. Buenas noches! No he leído nada del autor, la verdad es que en general no me animo mucho con los clásicos pero con las citas tan preciosas de esta entrada creo que me estoy perdiendo mucho... A ver si ahora en verano les voy dando una oportunidad.
    Un besazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay mucha joya escondida debajo de esos libros polvorientos. No creo que todos merezcan la categoría de clásicos pero otros sin duda que si. si quieres empezar con ellos yo te recomendaría Drácula, o Orgullo y prejuicio, son dos de los que más me han gustado y su forma de narrar es muy contemporánea.

      Un beso!

      Eliminar